Cómo dejar como nuevos nuestros zapatos. Parte 2

Trucos de limpieza Relimpiax:

Tras el éxito de nuestra última publicación, hoy os lanzamos nuevos trucos de limpieza Relimpiax para dejar perfectos vuestros zapatos con… ¡productos naturales!

Una vez tengas los zapatos de cuero limpios, aplica una fina capa de aceite de oliva por su superficie. Para ello, vierte un poco de aceite en un trapo limpio, y pásalo por los zapatos. El aceite hidratará su piel y les dará un acabado natural, sin la necesidad de emplear ceras especiales para zapatos.

Cómo dejar nuevos nuestros zapatos 2_1

Haz una bola con la miga del pan blanco y utilízala como sustituto de la goma de borrar para las manchas del ante. Sencillísimo.

Si no tienes en casa crema hidratante para abrillantar los zapatos de piel, seguro que tienes una patata. Córtala por la mitad y frótala por todo el zapato. Seguidamente, con la ayuda de un trapo limpio, abrillanta toda la superficie.

Para dar brillo a los zapatos de cuero utiliza la piel de un plátano. Tienes que frotar toda la superficie del zapato con la piel, dejarla secar y, seguidamente, pasarle un trapo limpio.

Cómo dejar nuevos nuestros zapatos 2_2

Una vez tengas los zapatos de cuero limpios, aplica un poco de aceite de visón para nutrir e hidratar el cuero con un paño de algodón. Estarán a punto durante más tiempo.

Si no tienes betún para limpiar los zapatos de cuero, puedes emplear el jugo de una cebolla como sustituto. Aplica el jugo por todo el zapato, déjalo secar y, a continuación, sácale brillo con la ayuda de un trapo limpio. Si tampoco tuvieras cebollas, corta una naranja por la mitad y pásala por toda la superficie del zapato. Deja que se seque, y luego, con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves, cepíllalo para darle brillo.

Cómo dejar nuevos nuestros zapatos 2_3

Para los zapatos de cuero te recomendamos el jabón para sillas de montar. Lo encontrará en tiendas de animales. La cera de abejas, glicerina y aceite de pata de buey también son productos idóneos para limpiar y acondicionar el cuero.

Una solución muy buena para limpiar los zapatos de ante o de tela, es mezclar una mitad de vinagre blanco con otra mitad de sal. Frota suavemente la mezcla con la ayuda de un trapo limpio o de un trozo de algodón. Seguidamente, con la ayuda de un trapo humedecido en agua destilada, quita la solución de la superficie del zapato.

Si tienes manchas muy difíciles de limpiar en tus zapatos de ante, puedes frotar suavemente la mancha con una cantidad escasa de lejía color. Con ello, corres el riesgo de que la lejía deje una mancha de color más claro en los zapatos, pero a veces es preferible antes que conservar la mancha.

Nunca pongas los zapatos en la secadora. El calor puede dañar el pegamento de los cortes y despegar sus suelas.

Hay quien lava las zapatillas y zapatos de lona en la lavadora. No te lo aconsejamos, porque puede dañar los adhesivos o piezas añadidas al calzado. Si quieres ponerlos en la lavadora, sepáralos dentro de una bolsa de tela o una funda de almohada.

Cómo dejar nuevos nuestros zapatos 2_4

No utilices productos químicos como desengrasantes, limpiadores de desagües, limpiadores de baños, o blanqueadores. Estos productos son altamente peligrosos y corrosivos.

Las toallitas para bebés, son un buen aliado para las suelas y los colores claros.

Y, como último consejo: ¡Nunca seques los zapatos al sol! Puede causar decoloración en el tejido o material y generarles grietas y fisuras.

Confiando en que ya tengáis preparado vuestro zapatero para la nueva temporada y todo vuestro calzado favorito a punto… ¡Nos despedimos hasta la próxima publicación amigos Relimpiax!

Somos una empresa creada hace más de 16 años bajo el pensamiento y la necesidad del cliente, con el fin de simplificar algunas de las tareas más cotidianas de nuestro día a día, que nos implica sacrificar gran parte de nuestro tiempo libre. ¡Esperamos poder ayudarte!

Escribenos un comentario

*

captcha *

¿Hablamos?
642 67 66 80
639 88 88 98
91 444 05 32
Escríbenos